El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, tras ejercer presión ante el Poder Judicial, anunció desde la localidad de Elche (Alicante)  en la Comunidad Valenciana que, la Ley de Vivienda será aprobada muy pronto.

Sánchez lo dijo durante un acto celebrado en Alicante, en el que aseguró que La Moncloa ha querido convertir en “un guiño a la juventud” el plan de apoyo para tener acceso a la vivienda, el cual se aprobó este martes en el Consejo de Ministros.

Desde otros círculos, las palabras de Sánchez fueron interpretadas como un ejercicio de presión velada al Consejo General del Poder Judicial, tras la traba que ha supuesto para la norma, su decisión de emitir un nuevo informe que, además se prevé no será  favorable para la aprobación de la referida ley.

El mandatario, quien ha insistido en par de ocasiones que la ley saldrá adelante en breve tiempo, sin tomar en cuenta los frenos que le han puesto desde el Poder Judicial, también se le sumó  Raquel Sánchez, la ministra de Transportes, quien  ha dicho que habrá ley “le pese a quien le pese». 

En pocas palabras y con certeza, desde el Gobierno no han ocultado su apreciación en cuanto a que el referido informe del Poder Judicial  tendrá un carácter preceptivo, más no vinculante.

En opinión de Sánchez es “increíble que 40 años después no tengamos una ley de vivienda, porque hablamos de un derecho constitucional”. Por otro lado,  ha dicho que mientras ocurre su aprobación definitiva, se lanzará el denominado Bono Joven, para  facilitar el alquiler a jóvenes entre los 18 y 35 años.

Recordó además que, esta ayuda de 250 euros al mes, es una política que «ha nacido para quedarse», tras mostrarse convencido de que irá «expandiéndose», tanto en la cantidad y el número de beneficiarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor coloca tu nombre aquí