¿Cuánto tiempo pasa su hijo ante una pantalla viendo la televisión o películas, jugando con un smartphone o un ordenador, o disfrutando de videojuegos? Aunque cierto tiempo de pantalla puede ser educativo, es fácil pasarse.

La Academia Americana de Pediatría desaconseja el uso de los medios de comunicación a los niños menores de 2 años y recomienda limitar el tiempo de pantalla de los niños mayores a no más de una o dos horas al día.

La Pantalla y los niños: consecuencias

Demasiado tiempo frente a la pantalla puede estar relacionado con

Obesidad

Cuanta más televisión y vídeos vea su hijo, mayor será su riesgo de padecer sobrepeso. Tener un televisor u otros aparatos electrónicos en la habitación del niño también aumenta este riesgo.

Los niños también pueden desarrollar apetito por la comida basura que se promociona en los anuncios, así como comer en exceso mientras miran en los aparatos electrónicos. Más información sobre el tiempo frente a la pantalla y el peso corporal.

Sueño irregular

Cuanto más tiempo pasen mirando una pantalla, más probabilidades tendrán los niños de tener problemas para conciliar el sueño o de tener un horario de sueño irregular. La pérdida de sueño puede provocar fatiga y un aumento del picoteo.

Problemas de comportamiento

Los alumnos de primaria que pasan más de dos horas al día viendo la televisión, jugando a videojuegos o utilizando un ordenador o un smartphone tienen más probabilidades de tener problemas emocionales, sociales y de atención.

Además, la exposición a los videojuegos se relaciona con una mayor posibilidad de problemas de atención en los niños. Leer «¿Son los videojuegos y las pantallas otra adicción?»

Deterioro del rendimiento académico

Los estudiantes de primaria que tienen televisores u otras pantallas en sus dormitorios tienden a rendir peor en los exámenes que los que no las tienen en sus habitaciones.

Violencia

Demasiada exposición a la violencia a través de los medios de comunicación puede insensibilizar a los niños ante la violencia. Como resultado, los niños pueden aprender a aceptar el comportamiento violento como una forma normal de resolver los problemas.

Menos tiempo para jugar

El exceso de tiempo frente a la pantalla deja menos tiempo para el juego activo y creativo. Es posible que el tiempo total que su hijo pasa frente a una pantalla sea mayor de lo que usted cree.

Empiece a controlarlo y hable con su hijo de la importancia de sentarse menos y moverse más. Explíquele también las normas sobre el tiempo frente a la pantalla y las consecuencias de incumplirlas.

La televisión de fondo

Si la televisión está encendida, aunque sólo sea de fondo, es probable que llame la atención de su hijo. Si no está viendo un programa, apáguelo. Mantenga televisores, teléfonos inteligentes y ordenadores fuera del dormitorio.

Los niños que tienen aparatos electrónicos en sus dormitorios miran más que los que no los tienen. Controle el tiempo que su hijo pasa frente a la pantalla y los sitios web que visita manteniendo los televisores y ordenadores en una zona común de la casa.

No comer delante de una pantalla

Permitir que su hijo coma o meriende delante de dispositivos electrónicos aumenta su tiempo frente a la pantalla. Además, este hábito fomenta el picoteo sin sentido, lo que puede provocar un aumento de peso.

Cuando su hijo pase tiempo frente a la pantalla, hágalo lo más atractivo posible:

Planifique lo que ve su hijo

En lugar de cambiar de canal, busque vídeos o programas de calidad. Considere la posibilidad de utilizar controles parentales en el televisor y el ordenador. Previsualice los videojuegos y las aplicaciones de los teléfonos inteligentes antes de permitir que su hijo juegue con ellos.

Véalos con su hijo

Siempre que sea posible, vean juntos los programas y hablen de lo que ven, como los valores familiares, la violencia o el consumo de drogas. Si ve un anuncio de comida basura, explíquele que el hecho de que salga en la tele no significa que sea buena para la salud.

Grabar los programas y míralos más tarde

Así podrás pasar rápidamente los anuncios de juguetes, comida basura y otros productos. Cuando veas programas en directo, utiliza el botón de silencio durante los anuncios.

Fomente el tiempo activo frente a la pantalla

Haga que su hijo haga estiramientos o yoga mientras ve un programa. Rete a su familia a ver quién hace más saltos de tijera durante una pausa publicitaria. Elija videojuegos que fomenten la actividad física.

Puede resultar difícil empezar a limitar el tiempo que su hijo pasa frente a la pantalla. Sin embargo, el esfuerzo merece la pena. Creando nuevas normas en casa y haciendo pequeños cambios en la rutina de su hijo, puede frenar el tiempo frente a la pantalla y sus posibles efectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí