Por la contingencia epidemiológica, fuentes cercanas al gobierno informaron que el encuentro que estaba pautado para el 17 de este mes será postergado para febrero del próximo año

En febrero del próximo año se llevará a cabo la cumbre de Marruecos, la cual estaba pautada inicialmente para el 17 de diciembre pero fue postergada, por lo cual el gobierno de España se ha alistado, manteniendo las restricciones para prevenir la COVID-19.

Como representante de la delegación, se había nombrado a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos, acompañada por Teresa Ribera, entre otros ministros que debían firmar los memorándum de entendimiento entre ambos países. A última hora, se desligó al vicepresidente Pablo Iglesias de la cumbre.

Reclaman territorio

Mientras tanto, el tema del Sahara continúa generando controversia, por lo que Iglesias ha mantenido su posición reiterando la necesidad de un referéndum para recuperar dicho territorio y exigiendo un alto al fuego en el paso del Guerguerat, donde se han apostado una serie de manifestantes en torno a la aduana, bloqueando la frontera.

Sin embargo, sus declaraciones no generaron reacciones por parte del vecino país, así que aún no se descarta que el Rey marroquí, Mohamed VI, más adelante reciba al Ejecutivo, según lo expresado por la ministra María Jesús Montero. El encuentro con el presidente marroquí, Saadedín Otmani seguirá en pie en el 2021, en el marco del entendimiento y se espera que se efectúe en Rabat.

Ambos gobiernos están negociando firmar en la próxima cumbre bilateral, un memorando de entendimiento sobre integración de los migrantes en países de acogida.

Agenda

El tema de la crisis migratoria en Canarias es una de las prioridades, debido a que han pasado más de 5 años desde que se realizó la última cumbre bilateral. Más allá de reunirse con el Rey de Marruecos, Sánchez ha manifestado su interés por enfrentar la crisis sanitaria desde otras perspectivas.

A la altura de una reunión de nivel, Sánchez mantendrá la cita con los empresarios para sostener nuevos lazos de cooperación, en función de estrechar relaciones con socios estratégicos.  Hasta los momentos, el clima ha estado un poco tenso, debido a que los asesores ven como una intromisión la intervención de Iglesias para entorpecer la política exterior.

Montero ha hecho énfasis en que las conversaciones entre ambas delegaciones ha fluido, por lo cual se están afinando todos los detalles, a fin atender la situación geopolítica con Marruecos. Considerando que la movilidad es limitada por efectos de la pandemia, la mesa de trabajo será concreta y puntual.

Rumores

Fuentes cercanas al gobierno comentaron que en un principio, se había confirmado la presencia del vicepresidente, líder de Unidas Podemos, pero parece que Sánchez cambió de opinión después de que Iglesias sacara a colación el tema del Sáhara Occidental.

Tampoco figuran en la lista la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ni Carmen Calvo, pese a que en cumbres anteriores efectuadas en Portugal y en Italia, participaron alrededor de 20 ministros. Posiblemente la presencia de Iglesias en esta cumbre sería la causa un impasse diplomático, sin mencionar las expectativas que guardan los defensores del movimiento saharaui.

El gobierno de España se ha esforzado en destacar que sus relaciones con Marruecos son excelentes, en vista de la colaboración que han recibido para controlar la inmigración ilegal en Canarias. Vale mencionar que desde el 2012, España ha sido un gran socio comercial de Rabat y después de la Unión Europea y EE.UU., Marruecos es el cliente principal de España.

Además, la comunidad marroquí en España representa un porcentaje significativo de residentes extranjeros, llegando casi a un millón de personas, quienes han adquirido doble nacionalidad. En lo que respecta a Marruecos, es la sede principal del Instituto Cervantes, el cual ha logrado ampliar su radio de acción paulatinamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí