ayudas del gobierno español por el coronavirus

Las medidas implementadas buscan de alguna manera frenar el colapso de la economía y proteger a los sectores más vulnerables 

La crisis por el COVID-19 ha generado estragos a nivel mundial, afectando las diferentes esferas sociales e impactando fuertemente en la economía, por lo que el gobierno de España anunció las ayudas a los afectados por el coronavirus para hacerle frente a la situación.

Tomando en cuenta las inquietudes de los diferentes sectores, formuló un paquete destinado a proteger a las familias y a los más desfavorecidos, con garantías para conservar los empleos y dedicar gran parte de los recursos a la contingencia sanitaria. A continuación detallaremos cada uno de los puntos que fueron tratados por Sánchez en su Consejo de Ministros.

Ayudas para pagos de alquiler 

Ante el cierre de los comercios y la suspensión de actividades que no son prioritarias, las medidas para amparar a los inquilinos españoles fueron lanzadas de inmediato, generando mucha incertidumbre en la ciudadanía debido a los altos costos que acarrea alquilar una vivienda.

Aún, los trabajadores no saben si se verán afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), por lo que las autoridades en su alocución en el Congreso, subrayan que se trata de una medida que aplica sólo para las personas que se encuentran en extrema necesidad.

Las ayudas del gobierno de España a los afectados por el coronavirus con respecto a los pagos de alquiler, incluye la entrega de créditos por un monto de 100M€ libres de interés, pero exclusivamente para las familias más afectadas que no pueden generar ingresos debido a la pandemia.

Cabe resaltar que estos microcréditos tendrán una duración de 6 años, con la opción de apelar a una prórroga por 4 años más. Luego de ese lapso, si persisten las dificultades para saldar la deuda, podrían activarse los fondos públicos del Estado para otorgar ayudas.

Con relación a los propietarios que tengan más de una vivienda en alquiler, se les restará el 50 por ciento y se verán obligados a apegarse automáticamente a una prórroga de 6 meses, por los contratos que están finalizando en plena contingencia. 

ayudas del gobierno español por el coronavirus

Comunidades Autónomas

Las Comunidades Autónomas ya habían anunciado la suspensión del cobro de alquiler, entre ellas, la Comunidad de Madrid y La Generalitat Valenciana, mientras que el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (Codem) asumirá la mitad de los pagos de sus agremiados activos por espacio de 3 meses, al igual que Lazora, empresa privada dedicada a los alquileres, la cual habilitó un plazo moratorio para beneficiar a más de 7 mil personas. 

Seguidamente, la Asociación de Inmobiliarias con Patrimonio en Alquiler (Asipa) aplazó el pago en más de 21 mil pisos, al tiempo que otros municipios se apegaron también al aplazamiento de la renta en otras viviendas y locales comerciales. En Andalucía, serán otorgadas ayudas por un monto de 57 millones para sufragar el alquiler de 17 mil familias.

ERTE

Otra de las medidas para los afectados por el coronavirus, contempla la apertura de un ERTE, siempre y cuando las empresas se comprometan a conservar el empleo hasta 6 meses, luego de haber retomado la actividad, al ser excluidas de las cotizaciones sociales (del 75 al 100%). De este modo, las compañías cuya nómina no exceda los 50 trabajadores, no tienen que pagar cotización.

Además, las pequeñas empresas que tengan un solo empleado pueden acogerse al decreto, sólo si el cierre del mismo ha sido forzado por el coronavirus. Precisamente para ser aplicado en momentos de crisis, el ERTE amortigua la reducción temporal de personal para evitar el cierre de las empresas.

Es así como se convierte en un instrumento de ayuda para evitar los despidos masivos, mientras todo vuelve a la normalidad. Los ajustes efectuados en las empresas no serán definitivos, por lo que se trata de una medida que flexibiliza el entorno laboral para enfrentar la crisis económica, más en las empresas que vaticinan el quiebre y la baja de la producción.

Al solicitar sus expedientes, tendrán un alivio ante los costos salariales y podrán contemplar la reducción de la plantilla y las jornadas de trabajo al igual que la suspensión temporal de la contratación. El gobierno de España garantiza una bonificación por concepto de Seguridad Social, asumiendo la cuota empresarial, por ello los trabajadores tendrán derecho a cobrar mientras dure el paro.

Cómo ser beneficiario del ERTE

Aunque coticen o no los 360 días, los trabajadores pueden beneficiarse con el ERTE mientras esté activada la regulación. Las prestaciones por concepto de desempleo se obtendrán promediando la cotización del empleado en lo que respecta a 180 días y lo que gasten, no se les restará a lo acumulado durante la crisis.

Sánchez aclaró que para flexibilizar los ERTE, la reducción de la actividad laboral debe ser lo equivalente entre un 10 o un 70 por ciento de la jornada completa, bien sea por día, a la semana, al mes o al año. Legalmente, tanto los trabajadores a los que se les haya suspendido el contrato como aquellos a quienes se les haya reducido la jornada, quedan en la categoría de desempleados. Para solicitar la prestación, se puede hacer vía on line y de acuerdo con el gobierno español, todos tienen derecho al no poder asistir a sus puestos de trabajo.

Ayuda para autónomo

Las ayudas del gobierno de España a los afectados por el coronavirus incluyen aplazar el pago de sus cuotas por espacio de 6 meses, lo que aplica también para las empresas en lo que corresponde a Seguridad Social. Las deudas también podrán postergarse hasta el 30 de junio del año en curso, sin intereses al haberse acumulado en los tiempos de alarma. 

Además, los autónomos tienen derecho a la devolución de sus cuotas por los días de marzo en que no trabajaron. De acuerdo con los informes oficiales, hay cerca de 500 mil autónomos en condiciones vulnerables, por lo que tienen derecho a prestaciones por el orden de los 950 euros, tras verse interrumpidos en sus labores cotidianas. 

Entre tanto, las empresas aún tienen la obligación de pagar las cotizaciones en el lapso establecido, mientras dan de alta y de baja a los empleados por Seguridad Social según sea el caso, aunque continúe el estado de alarma en el territorio español.

Cese de actividad

Además de los aplazamientos aprobados, quienes forzosamente hayan mermado su ingreso en un 75 por ciento, serán amparados por el paro de autónomos. El monto que los beneficiará se establece tomando la base media de un mes de cotización por los últimos 6 meses transcurridos. 

Como la mayoría entra en la categoría de mínima cotización, la media es de 660 euros mensuales. El cese de actividad aplica únicamente para aquellos que estén solventes con la Seguridad Social y que hayan recibido el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), previo a la situación de alarma por coronavirus decretada el 14 de marzo. 

Hipotecas

Al igual que los alquileres, el pago de las hipotecas será suspendido por tres meses, sólo para los autónomos que están siendo afectados, por lo que deben declarar responsablemente, acreditando su situación para que las cuotas sean suspendidas.

Bono social eléctrico

Los autónomos que hayan reducido su ingreso en un 75 por ciento, quedarán exentos del pago de servicios por concepto de electricidad y gas durante 6 meses. 

Planes de pensiones

Los autónomos y las pequeñas y medianas empresas que hayan tenido que clausurar sus negocios por el coronavirus, tendrán acceso a unos planes de pensiones que otorgará el gobierno de España.

Bajas por “accidente laboral”

Los trabajadores autónomos que se hayan enfermado por coronavirus, entrarán en la categoría de accidente laboral, lo que les permite cobrar prestaciones al darse de baja laboralmente. La base mínima corresponde a 23,61 euros diarios. 

Ayuda para empresas

Algunos beneficios aplicados para los autónomos, también incluye a los pequeños y medianos empresarios, como el aplazamiento de impuestos y el aplazamiento de los préstamos de la Secretaría General de la Industria. Gran parte de las ayudas se enfocan en el sector turístico, por lo que tendrán ciertos avales para solicitar créditos. Quedarán al margen solo las empresas que se encuentren morosas. El monto máximo es de 500.000 € por empresa y tendrán un plazo de amortización de 4 años (máximo), a una tasa de 1,50%.

Paralelamente, el sector sanitario tendrá luz verde para sostener nuevas contrataciones que les permita disponer eficientemente de insumos y materiales necesarios para atender a los pacientes que presenten complicaciones por el COVID-19. 

Protección estratégica

Para evitar que consorcios extranjeros aprovechen la reducción del valor de las empresas por la caida de la bolsa, el gobierno de España reformó la normativa para impedir que externos adquieran y controlen sectores estratégicos, por lo cual ofreció 200.000 millones de €, abarcando los recursos públicos con 117 mil millones, además del sector privado.

Financiamientos 

Los avales anunciados tienen previsto cubrir el 80 por ciento de los riesgos vinculados con los préstamos a bancos que hayan sido concedidos. Por lo tanto, se destinarán 10.000 millones de euros. Los interesados deben acudir a solicitarlo en su entidad bancaria. 

Bonificaciones

La Seguridad Social mantendrá las ayudas correspondientes a los contratos fijos que hayan sido firmados hasta junio, específicamente en los sectores de hostelería y comercio. Esto abarca el 50% de las cuotas de los trabajadores fijos discontinuos.

Avales para créditos

Las empresas tendrán un respaldo financiero, beneficiándose con 100.000 millones de € para acceder a créditos de la banca privada. La fecha límite será el 30 de septiembre (2020), el plazo máximo es de 5 años. De este modo, el primer paquete iniciará con 20 mil millones que se irán ampliando progresivamente.  El 80 por ciento de los préstamos será para las pequeñas y medianas empresas, la mitad para las que tengan menos de 250 trabajadores. Las grandes empresas tendrán una garantía del 70 por ciento y si tienen previsto renovar préstamos, será del 60 por ciento. 

Cómo será el pago de impuestos 

El Impuesto de Sociedades de las pequeñas y medianas empresas y el IVA serán aplazados, lo cual aplica desde el 13 de marzo hasta el 30 de mayo, en un lapso máximo de 6 meses. Vale acotar que las deudas no pueden exceder los 30 mil € y sólo se pueden beneficiar las empresas cuya facturación el año anterior sea menor a 6.010.121,04 €.

Ayudas para migrantes

El sistema de acogida de los inmigrantes y los refugiados durante el estado de alarma por el COVID-19 autorizó suspender temporalmente la exigencia de contar con documentación (obligatoria) para recibir ayudas del sistema en lo concerniente a necesidades básicas de quienes se encuentran en formación pre-laboral u ocupacional, aunque el ejercicio se vea temporalmente suspendido por la crisis sanitaria. También se ampliaron los límites de importe de las ayudas en casos excepcionales.

Por otro lado, un decreto especial permite la incorporación de los migrantes en las labores del campo, ante la escasez de mano de obra para garantizar el abastecimiento de alimentos. Aunque no cuenten con la autorización de trabajo, el sistema se ha flexibilizado para darle impulso al sector agrario, dándole prioridad a quienes se les venza el contrato durante el estado de alarma. 

Esto también aplica para quienes soliciten asilo y lleven menos de 6 meses viviendo en el país, siempre sujeto a criterios de proximidad entre el domicilio y el lugar de la faena. Aunque aún se encuentra en discusión ampliar el alcance de estas medidas, las ayudas del gobierno de España a los afectados por el coronavirus toman en cuenta todos los sectores para velar por la estabilidad de la ciudadanía.

Por Ceci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *