top article replica watches more tips here replica watches use this link копии часов this hyperlink replica rolex.

Un verdadero seísmo político que ha tenido como protagonista a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es el que se ha desatado en España, al adelantar las elecciones y más aún al unirse a Pablo Casado por la actitud de Cs en Murcia, quien estaba negociando en secreto con el PSOE una moción de censura contra el PP, lo que hizo encender las alarmas y hasta pensar en activar el “botón nuclear” de concretarse la acción considerada una absoluta traición.

Tanto Ayuso como Casado, coincidieron que si Ciudadanos tuviese el atrevimiento de registrar la moción de censura en la Comunidad de Murcia no dudarían en tomar sus acciones pertinentes. 

Esto viene a colación, en virtud de que en noches recientes, un reducido grupo del PSOE y de Ciudadanos en Murcia, Madrid y La Moncloa no han  podido pegar un ojo, toda vez que el acuerdo final se llegó la mañana del miércoles, un enviado de Ferraz, Santos Cerdán y el delgado del Gobierno en la comunidad, José Vélez, lograron convencer a los reacios dirigentes del PSOE en la localidad murciana que tendrían que ceder la presidencia regional a Cs.

Algunos dirigentes socialistas que han seguido de cerca la operación,  indicaron que les hicieron ver que se trataba de una bomba con mucha metralla y que además se traduciría en  una serie de consecuencias para la derecha en el ámbito electoral en España.

Fue así como Murcia se convirtió en el detonante para el PSOE con el objetivo de desarticular el nuevo intento del PP para fusionar a toda la derecha en un solo bloque y proyecto.
Añadieron las fuentes consultadas que, dan por entendida el nivel de frustración del PP de Casado, por cuanto esta bomba le estalló en su cara y según dice, le hará perder espacios de poder alcanzados que en una oportunidad logró con Ciudadanos, a fin de tapar su enorme fracaso electoral.

Ayuso jugó posición “anticipada”


Con la firma del decreto  este martes  para convocar  a elecciones anticipadas para el 4 de mayo  en la Comunidad de Madrid, por parte de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, en la que gobierna en coalición con Ciudadanos, causó un verdadero terremoto político en España.
Pero la moción en Murcia, dio al traste con la coalición  de PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, quedando en el aire las de Castilla y León y Andalucía.

Posteriormente en la Asamblea de Madrid la cual admitió mociones de censura contra Diaz Ayuso de PSOE y Más Madrid, Miguel Angel Gabilondo, vocero del PSOE, registró la moción de censura con él a la candidatura, luego del anuncio de anticipación de elecciones en la región en la que gobierna en coalición con Cs.


Sin embargo  quien nunca ha  estado a favor de adelantar elecciones , ni en Murcia ni en Madrid, la instrucción recibida por parte de la Dirección Nacional del PP, aparte de la de preservar y no arremeter contra Ciudadanos ni menos contra su líder Inés Arrimadas, con miras a comentar el sueño de la recomposición de la centro derecho incluso dejando por fuera a VOX.


Al propio tiempo, Ciudadanos está en otra estrategia desde que Inés Arrimadas llegó al poder en ese partido, especialmente en Murcia, donde  hace tiempo se rompieron las relaciones políticas y personales con los representantes del PP, llegando a denuncias e insultos.
A esto, Teodoro García Egea, acusó a Arrimadas  de tomar una decisión “ injusta, irresponsable y arbitraria” de volar por los aires los gobiernos de libertad.

Van las elecciones

 Es por ello que la confirmación de la moción en Murcia tomó sorpresa a Casado y García Egea, por lo que intentaron hilar una serie de argumentos críticos contra el Gobierno en la plenaria de control del Congreso, mientras que desde la bancada del Gobierno, Pedro Sánchez y José Luis Abalos, disparaban ciertas miradas con condescendencia.

Más tarde, los consejeros de Ciudadanos llegaban con cierta inquietud con las noticias que provenían de Murcia. Diaz Ayuso dejó correr la situación como si nada ocurriera, eso si, no dejaba de teclear en su móvil y anunció la convocatoria a elecciones anticipadas, sin que de nada sirvieran las presiones de Ciudadanos, quienes sostuvieron no haber acordado  ni negociado nada con el PSOE.

Ayuso y Casado acordaron que ante la pérdida de confianza en  su hasta ese momento socio, Ciudadanos, que lo mejor era convocar a las elecciones en la Comunidad de Madrid.
Tras estos acontecimientos, zancadillas y descontentos, las más recientes encuestas que han reflejado diversos medios españoles , dan cuenta de un incremento en la estimación del voto del PP, para volver a recuperar la primera posición en Madrid y en las regiones donde es Gobierno, incluyendo la Comunidad de Murcia.

Por Raul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *