top article replica watches more tips here replica watches use this link копии часов this hyperlink replica rolex.

aguacate

El aguacate es una fruta, que además de ser deliciosa, también es rica en nutrientes. ¡Así que es bueno encontrarlo en todas las cocinas!

Pero también es un fruto que se oxida muy rápidamente, lo que lleva a la aparición de manchas marrones muy características. Aquí hay 4 técnicas para evitar tener que tirar la mitad del aguacate que no comes y guardarlo más tiempo!

Consejo 1: El limón

En primer lugar, puedes usar simplemente… ¡otra fruta! El limón es, en efecto, rico en ácido cítrico, que contrarresta eficazmente el efecto de la oxidación. Exprima el limón sobre la mitad del aguacate que desea conservar, de modo que quede cubierto por el jugo de limón. Luego coloca el aguacate en una bolsa hermética y ponlo en tu refrigerador. Este método mantendrá el aguacate entre dos y cuatro días.

Sumergirlo en agua fría será de utilidad para mantenerlo fresco entre las comidas.

Consejo 2: Aceite de oliva

Si no puedes usar jugo de limón, porque no tienes esa fruta en casa o porque no te gusta el sabor, ¡el aceite de oliva debería hacerte un gran servicio! Para ello, vierta unas gotas de aceite de oliva en el aguacate. Puedes esparcir el aceite por toda la superficie del aguacate con un cepillo de cocina. El objetivo es formar una fina película protectora en la pulpa del aguacate, para evitar que el aire la oxide.

Consejo 3: Un cuenco de agua fría

Otra práctica para almacenar un aguacate es colocarlo en un tazón de agua fría. Es particularmente popular en los restaurantes. Asegúrate de que el tazón esté lo suficientemente lleno para que el aguacate esté completamente sumergido. Sin embargo, este truco sólo mantendrá el aguacate durante unas pocas horas, por ejemplo entre comidas.

Consejo 4: La cebolla

Por último, puedes utilizar una cebolla para resguardar el aguacate contra los efectos de la oxidación, gracias a los vapores sulfúricos emitidos por la cebolla, que son antioxidantes. Para esto, necesitas una cebolla amarilla o roja. Pélala y córtala en cuartos. Pon los cuartos en una bolsa hermética antes de poner el aguacate en ella. Asegúrate de que la piel del aguacate esté en contacto con los trozos de cebolla, no con la carne.

Luego, coloca la bolsa en la nevera: ¡esta técnica permite conservar el aguacate de dos a cuatro días! También es bueno recordar que es mejor comer la mitad del aguacate que no retiene el hueso, ya que el hueso protege naturalmente la carne del aguacate de la oxidación.

Por Ceci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *