Los fondos indexados son fondos de inversión que de forma efectiva replican un índice de mercado, que generalmente está conformado por acciones o bonos. Estos fondos suelen invertir en todos los componentes incluidos en el índice que replican y cuentan con gestores de fondos que tienen una gran labor, pues se aseguran de que el fondo tenga coherencia con el índice. Dicho en otras palabras, que el fondo se comporte de la misma manera que el índice.

Cuando hablamos de invertir en fondos indexados decimos que son realmente buenas inversiones de gestión pasiva y permiten invertir en índices bursátiles de forma barata y sencilla. Los fondos indexados, a diferencia de los ETF, no cotizan necesariamente en la bolsa.

La mayoría de los corredores en línea no permiten el acceso a los fondos indexados, ya que se puede participar en ellos contactando directamente con los proveedores de los fondos asociados. En cambio, hay muchos corredores de ETF válidos y accesibles, tales como en inbestMe, que te ofrece fondos cotizados (ETF) con innumerables ventajas, tales como:

  • Comisiones bajas y pocas tasas a pagar.
  • Permiten invertir en sectores específicos.
  • Tienen características de negociación comparables a las de las acciones.
  • Son de bajo riesgo debido a la alta diversificación.
  • Permiten la reinversión de los dividendos.
  • No tiene que hacer nada más que suscribirlos.
  • Son flexibles.

En el inbestMe, por ejemplo, puedes comprar muchos ETFs con muy bajos costes de comisiones de operación y un depósito mínimo.

Conoce los 3 pasos a seguir para invertir en fondos indexados

Los fondos indexados tienen esencialmente una estrategia de inversión similar a la de los ETF. Replican fielmente un índice comprando todos los valores que componen el subyacente y representan, junto con los ETF, una herramienta ideal para invertir de forma eficiente y económica en índices.

Para invertir en fondos indexados, sin duda debes seguir los siguientes pasos:

1.  Elige un índice

Hay muchos índices diferentes que se pueden replicar mediante fondos indexados. Escoge el que te ofrezca seguridad, transparencia y trayectoria en el mercado bursátil.

Puedes encontrar muchos vinculados a sectores específicos: índices nacionales, índices con acciones de empresas de rápido crecimiento, índices con acciones de valor, índices que limitan sus inversiones según sus propios sistemas de filtrado, etc.

2.  La elección del fondo para tu índice es fundamental

Al elegir un índice, podrás encontrar al menos un fondo indexado que lo replique. Para los índices populares, hay muchos fondos indexados entre los que elegir. Hazte algunas preguntas básicas antes de seleccionar la opción de fondo para el índice:

  1. ¿Qué fondo indexado responde mejor al rendimiento del índice?
  2. ¿Cuál tiene los costes/comisiones más bajas?
  3. ¿Tiene alguna limitación o restricción que me impida invertir?

Si tienes respuestas convincentes ya estarás en buen camino para la elección del fondo que buscas.

3.  Comprar una acción del fondo indexado

Para esto, puedes abrir una cuenta en la sociedad de gestión de activos que ofrece el fondo o también puedes optar por abrir una cuenta de corretaje con un corredor. Esta puede ser una idea conveniente, solo cerciórate que te permite comprar y vender acciones del fondo que te interesa.

Te sugerimos que antes de elegir compares costes y características para que tu selección sea la más apropiada para ti.

Algunos corredores cobran un suplemento por comprar participaciones en fondos, pero en general son la alternativa más barata. Muchos inversores también prefieren tener todas sus inversiones (acciones, ETFs, fondos, CFDs, etc.) en una sola cuenta. En este sentido, inbestMe le apoya a realizar todas sus operaciones correctamente.

El registro en las plataformas de negociación en línea, le ofrecen atención personalizada gratuita. Este detalle es una herramienta indispensable para probar la plataforma y entender si es adecuada para nosotros sin perder dinero.

Fondos indexados frente a fondos activos: ventajas y desventajas

Invertir en un fondo indexado es una forma de inversión pasiva. Esta estrategia suele contraponerse a la inversión activa, que implica la selección de valores y la sincronización con el mercado.

Una de las principales ventajas que tienen los fondos indexados sobre sus homólogos de gestión activa son sus costes, que en muchos casos son significativamente menores.

Dado que los gestores de fondos indexados se limitan a replicar el rendimiento de un índice de referencia, suelen ser más bajos. No sólo eso: al ser más complejo para las casas de productos diferenciarse entre sí, el coste se convierte en un elemento de competencia para ganarse la confianza de los inversores.

Los costes de transacción también suelen ser menores en los fondos indexados: los fondos pasivos negocian las participaciones con menos frecuencia. En cambio, los fondos de gestión activa suelen realizar más operaciones, lo que aumenta los costes de gestión.

Por último, los fondos activos suelen tener comisiones relacionadas con el rendimiento: cuando el gestor consigue batir al mercado, suele exigir una compensación, que no sólo se suma a los gastos generales, sino que puede dar lugar a un conflicto de intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí