Los bomberos de Badalona temen que se encuentren más víctimas dentro del edificio que se está derrumbando, donde vivían como ocupantes ilegales unas 100 personas, en su mayoría migrantes del África subsahariana

Al menos tres personas han muerto y 19 han resultado heridas en el incendio que se produjo el miércoles por la noche en el interior de una nave industrial en la ciudad de Badalona, al noreste de España, donde los bomberos siguen buscando víctimas en un edificio que se ha derrumbado parcialmente.

El almacén albergaba a ocupantes ilegales, la mayoría de los cuales eran inmigrantes del África subsahariana. Se informa de tres personas que se encuentran en estado crítico y otras cuatro en estado grave, según los servicios de emergencia médica.

El jefe de asuntos internos catalanes, Miquel Sàmper, dijo el jueves que el cuerpo de bomberos está lidiando con las dificultades añadidas de no saber cuántas personas podrían estar todavía dentro, y el riesgo de que toda la estructura se derrumbe. Ya se han producido cuatro derrumbes parciales en el interior del almacén, uno de ellos sólo cinco minutos después de que los bomberos entraran, «poniendo en peligro sus vidas».

Trabajo a ciegas

«Estamos trabajando sin información, prácticamente a ciegas», dijo Sàmper en una conferencia de prensa. «No ha habido cooperación de las víctimas, hay una barrera lingüística, y nadie ha advertido que tienen familiares, amigos o conocidos dentro».

Aún no se ha determinado la causa del incendio, pero se enviaron aviones no tripulados y perros entrenados al lugar donde comenzó el fuego y no se encontraron víctimas en la zona. Se presume que fue por una sobrecarga eléctrica. Los bomberos pudieron entrar en un segundo edificio que forma parte del almacén, donde localizaron tres cuerpos.

«Sabemos que puede haber más gente allí, pero la situación está muy comprometida», dijo el jefe de los bomberos, David Borrell. «El fuego se desarrolló completamente, y eso es incompatible con la vida.» Uno de los supervivientes, un senegalés de 43 años llamado Mamadou Dieye, dijo que intentó salvar a la hermana de un amigo de las llamas, pero cree que ahora está muerta. «Ella murió en mis manos. He estado a cero centímetros de la muerte».

Las víctimas

Nadie sabe con certeza cuánta gente vivía en el interior del almacén, que ha sido ocupado ilegalmente durante años. «Nunca pudimos entrar», dijo el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, del Partido Popular (PP), explicando que esto requeriría una orden judicial que no tenían.

Según los habitantes de la zona, en ocasiones han vivido entre 150 y 200 personas en el interior del almacén. El miércoles, las autoridades locales pudieron identificar a 60 de las personas que fueron encontradas dentro. De éstas, sólo 15 han aceptado la ayuda de los servicios sociales de Badalona.

Según el superviviente Mamadou Dieye, había más de 100 personas viviendo dentro del edificio de tres pisos. «De Senegal, de Ghana, de Camerún, de Nigeria…» dijo. «Había colchones, cosas que recolectamos para enviar a nuestras familias o para vender.»

El alcalde dijo que el almacén ha estado ocupado «alrededor de siete u ocho años». Según él, ha habido fricciones entre los ocupantes y los residentes locales durante los últimos dos o tres años. «Hubo conflictos muy significativos de inseguridad y convivencia», dijo. García Albiol dijo que una patrulla conjunta de la Policía Nacional y de las fuerzas del orden locales había estado en el lugar alrededor de «10 a 15 minutos» antes de que estallara el incendio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí