Islas Baleares

Durante la primera semana, se recibirán 5 mil turistas, en la segunda 5 mil más que se concentrarán en Playa de Palma y en Alcúdia

Con la intención de sobreponerse a las grandes pérdidas ocasionadas por la pandemia, se inauguró un corredor turístico en Islas Baleares, con el cual se tiene previsto gestionar el ingreso de extranjeros para promover la actividad turística en este paradisiaco lugar. 

Los viajeros provenientes de Alemania, formarán parte de esta prueba piloto que tiene como fin, mitigar un poco el impacto del COVID-19. La apertura será paulatina y los resultados serán evaluados por los especialistas en materia de sanidad, a los fines de asesorar al gobierno sobre futuras estrategias para la reapertura de España que tendrá lugar el próximo mes de julio.

Salir del confinamiento es todo un reto, por lo que se tomará la experiencia de Islas Baleares, tras dos meses de distanciamiento social en las zonas de Formentera, Menorca, Ibiza y Mallorca. Estas bellas islas estuvieron completamente cerradas por espacio de tres meses, tiempo en que la pandemia hizo de las suyas, acabando con la actividad turística.

Por ahora, la región se encuentra en la tercera fase de la transición para superar completamente el estado de alarma y abrirse por espacio de dos semanas para recibir extranjeros que residan en condiciones similares a nivel epidemiológico.

Una prueba piloto con fechas establecidas

Desde el pasado lunes 15 y hasta el próximo 30 de junio en Islas Baleares se dará luz verde para el ingreso de 10.900 personas provenientes de Alemania, quienes en su mayoría, acostumbran disfrutar de unas merecidas vacaciones en la costa, aparte de los ingleses, quienes representan aproximadamente el 30 por ciento de los turistas que visitan Mayorca anualmente. 

Aunque parece una cifra un tanto elevada de visitantes, es apenas una muestra del gran auge que tuvieron las islas antes de que se vieran afectadas por la pandemia. De acuerdo con Francina Armengol, presidenta de la comunidad autónoma de las Baleares, esto apenas representa el 0,91 por ciento de los turistas que solían ingresar a España durante este periodo.

En este sentido, la playa de Alcúdia, situada en Mallorca es una de las más visitadas, debido a que la principal fuente de ingresos en la localidad proviene del turismo. Al evaluar los resultados de la dinámica, se pretende posicionar a Islas Baleares como un destino seguro, partiendo del criterio de que en Alemania, las estadísticas epidemiológicas son similares a las de este lugar. 

Algunas condiciones 

Para evitar eventos no deseados, el gobierno de España lanzó una orden ministerial, publicada en el Boletín Oficial del Estado, donde queda claro que Baleares reúne las condiciones necesarias para la puesta en marcha de esta prueba piloto por el simple hecho de tener tan solo 9 casos de personas infectadas por el COVID-19, por cada cien mil habitantes en 7 días sucesivos. 

Según este documento, los turistas que viajen deben vivir en el mismo estado donde está el aeropuerto de origen, pues se comprobó que maneja un índice similar al de Baleares. Al ingresar, serán alojados en un hotel en Palma de Mallorca, que también aceptó las cláusulas para ser incluido en el “Programa Voluntario de Monitorización de la Implementación del Protocolo Operativo para COVID-19, de la Agencia de la Unión Europea para la Seguridad Aérea”. 

De esta forma, las aerolíneas que efectúen los traslados deben llevar un control con el máximo de pasajeros y el número de asientos que se utilizarán. Los que ingresen a Baleares tendrán libertad para disfrutar sus vacaciones sin necesidad de someterse a la cuarentena, pero es obligatorio conservar su boleto de ida y vuelta, al igual que su planilla de alojamiento, especificando cuánto durará su estadía. 

Por Ceci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *