La Rioja

Las autoridades señalan que es la localidad con menos paro masculino, pues la media nacional se fijó en 16,80 por ciento

Oficialmente, el ejecutivo regional anunció que La Rioja es la provincia con menor índice de desempleo en todo el territorio español, al mismo tiempo, la primera con menor cantidad de masculinos en paro por efectos de la pandemia. De 18.869 trabajadores inscritos, 162 se anunciaron en paro durante el mes de junio, lo cual fijó la tasa de desempleo en un 12,07 por ciento.

Comparativamente con el mes de mayo del año pasado, este dato es superior pero bastante aceptable considerando que el COVID-19 derrumbó por completo la dinámica económica en todas las provincias españolas, mermando los ingresos y por ende, frenando los procesos de contratación.

Vale acotar además que en La Rioja, hay menos tasa de paro masculino en comparación con otras regiones de España, registrando un 9,49 por ciento, mientras que con la población femenina, ocupa el cuarto lugar en desempleo con 11.033 mujeres. Con respecto a los hombres, 7.836 se encuentran sin trabajo.

En cuanto a la población joven, la comunidad es la segunda con menos porcentaje de jóvenes en desempleo, en especial los menores de 25 años de edad, que constituyen el 14,61 por ciento, esto es 8 puntos mejor que el promedio nacional, que corresponde a 23,29 por ciento.

A 4 meses de haber sido declarado el estado de alarma, la dinámica económica continúa en recuperación, con el análisis de la data relacionada con los ERTE. Los informes reflejan que La Rioja es la única comunidad donde disminuyó el índice de contratación, pues la firma de contratos nuevos se vio mermada, desplomándose la data en un 13,48 por ciento, en comparación con el mes pasado.

La Rioja

Expertos subrayan necesidad de proyectos

Sin embargo, para frenar un poco el impacto económico que esto implica, los especialistas reiteran la necesidad de concebir nuevos proyectos que contrarresten la falta de empleo, a los fines de incentivar toda una dinámica económica que se ha visto afectada por el COVID-19.

En líneas generales se menciona que alrededor de 5.100 empleos están en caída libre, por lo que es necesario sostener acuerdos entre los autónomos, empresarios y demás entes que hacen vida en la comunidad de La Rioja. Por ello, han exigido una serie de medidas que contribuyan con la generación de una nueva oferta laboral para fortalecer todo el entramado empresarial en la localidad. 

En tal sentido, señalan que urge una reducción generalizada de impuestos, al igual que el otorgamiento de ayudas directas a todos los sectores priorizados, entre ellos, el hostelero, que también se beneficiaría con respecto a la moratoria de pagos a la Administración. De este modo, se evitaría que alrededor de 10 mil ciudadanos en situación de ERTE resulten perjudicados. 

Estadísticas generan alerta

Por otro lado, la situación resulta un poco delicada para todos los ciudadanos en La Rioja si se toma en cuenta el número de trabajadores en paro y la cantidad de afiliados a la Seguridad Social, puesto que el balance interanual es muy desalentador y la inactividad de algunos comercios ha afianzado aún más la crisis social. 

Ante esta realidad, los economistas señalan que las empresas deben asumir el compromiso y la responsabilidad para recuperar la liquidez y manejar el tema de los ERTE, mientras apelan a algunas estrategias para motivar el consumo y recuperar la confianza en la ciudadanía.

Los sindicalistas subrayan que para evitar la destrucción de los puestos de trabajo, es necesario atenuar las gestiones burocráticas, lo cual mejoraría el escenario económico y laboral que se vislumbra en La Rioja, donde se ha visto afectado fuertemente el sector agrícola y ganadero.

Por Ceci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *