Navarra

De acuerdo con los visitantes, Navarra entra en la categoría de mejores destinos en toda la Península Ibérica por sus atractivos turísticos y sus manifestaciones culturales

Puede que no te consigas con una ciudad muy grande, pero Navarra tiene para ofrecer un exclusivo patrimonio histórico, sin mencionar el hecho de que a nivel gastronómico, está entre las mejores provincias de España, que incluye además un amplio legado universitario.

En efecto, por su ubicación estratégica, Pamplona es un lugar sorprendente que no te puedes perder en la Comunidad Foral de Navarra. En cierta forma, es el destino turístico predilecto, pues constituye el escenario perfecto para ir de paseo a Los Pirineos o a las Tierras de Euskadi, aparte de que tiene para ofrecer hermosos monumentos arquitectónicos y actividades culturales como las Fiestas de San Fermín.

Una ruta en el casco antiguo

La Plaza del Castillo es un buen punto de partida para recorrer la ciudad y ver lo que algunos denominan los “míticos encierros”, en la calla Estafeta. La Plaza del Ayuntamiento y la Ciudadela de Pamplona son lugares que debes visitar, a fin de conocer los detalles de toda una fortaleza renacentista destinada a proteger el Norte de España. Allí convergen una serie de parques, museos, centros culturales y establecimientos comerciales.

Ciudad Monumental

Tómate tu tiempo para que puedas apreciar los monumentos en Navarra. Inicia en el Puente de La Magdalena y continúa con el Camino de Santiago. El Valle del Esteribar te guiará hacia el Puente Medieval de La Magdalena, junto al río Arga. Pasando las murallas del Baluarte de Guadalupe y el Portal de Francia, llegarás a la ciudad monumental, la cual tiene su acceso principal en la Calle del Carmen.

Este lugar resultará único para los amantes de la arquitectura gótica y neoclásica, pues en el Paseo del Redín se observan claramente los antiguos baluartes, en un sin fin de miradores que conducen a la Catedral de Santa María La Real.

Gastronomía de Navarra

Sitios de interés 

Antes de planificar un tour en Navarra, es importante manejar un mapa con los sitios emblemáticos. En este sentido, considera ir a la Hornacina de San Fermín y al Museo de Pamplona, donde hallarás una interesante colección de arte, con elementos propios de la prehistoria y por supuesto, de la Edad Moderna.

La Calle Mayor exhibe un estilo muy sobrio y a menudo es referencia en Navarra, debido a que alberga un magnífico retablo de la ciudad. Hoy en día han abierto sus puertas diferentes establecimientos gastronómicos y tiendas, que convergen con algunas edificaciones históricas como el Palacio de Azpeleta,  el Palacio del Condestable o la Iglesia de San Lorenzo.

Y para salir un poco de la rutina, merece la pena visitar el Centro de Interpretación Ultreya, que no es más que un museo audiovisual alusivo al Camino de Santiago y su influencia en la consolidación de Navarra. Por otra parte, La Taconera es perfecta para compartir un instante diferente en pleno ambiente urbano, rodeado de baluartes y murallas que albergan ciervos, pavos reales y otros animales exóticos.

Para explorar aún más la ciudad, es una buena opción recorrer las adyacencias de la Plaza del Castillo, que se remonta al siglo XVI, aunque el sitio fue objeto de una remodelación en el siglo XIX, cuando se construyó el Palacio de Navarra y el Nuevo Casino.

Rememorar las costumbres de una sociedad burguesa será muy fácil en el Paseo Pablo Sarasate, cerca del Monumento al Encierro. El Parque de La Luna ofrece una de las mejores vistas del río Arga, mientras que, adentrándote en la ciudad, estarás fascinado con el urbanismo y las avenidas cubiertas de árboles. El Parque de Yamaguchi y el Planetario de Pamplona son originales atractivos turísticos.

Por Ceci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *