oportunidades de educación en España

En comparación con otros países del entorno, España cuenta con un sistema educativo incluyente y equilibrado

Las estadísticas revelan que España cuenta con un sistema educativo inclusivo y equilibrado, con lo cual le lleva una amplia ventaja a los demás países de la región. De hecho, los hijos de las familias vulnerables tienen a su disposición una serie de garantías para cursar sus estudios y alcanzar el éxito académico.

Las oportunidades de educación en España están sujetas al paradigma de la equidad, esto según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). De tal manera que, sin importar el ingreso económico, todos tienen las mismas posibilidades para mantener un buen récord estudiantil.

Los análisis reflejan que España se sitúa en la media, en lo relativo a los indicadores de las pruebas de ciencias, en comparación con otros países que tienen porcentajes inferiores de equidad, donde prevalece la teoría de que la herencia familiar influye en el récord académico de los alumnos. 

Al comparar los resultados de las pruebas, queda en evidencia la ecuanimidad  que impera en la educación en España, lo cual está sujeto además, al número de centros concertados que han abierto sus puertas a las familias de escasos recursos que se han apegado a los cánones de disciplina, participando en diferentes proyectos de formación.

oportunidades de educación en España

Educación en España para extranjeros

Conforme pasan los años, el sistema educativo en España ha sabido adaptarse a la realidad de su entorno, por ello, ha asumido grandes retos en materia de inmigración, incorporando aspirantes, incluso con bajos niveles educativos que manejan otro idioma, culturas y valores diferentes. Tomando como límite la edad de 15 años, los informes revelan que el entorno familiar no es determinante a la hora de medir el rendimiento educativo. 

Y es que además de la equidad, hay otros indicadores influyentes en el sistema educativo español, como la libertad de enseñanza, las políticas acertadas en cuanto a la distribución del presupuesto del Estado y la excelencia. Sin embargo, para un segmento de la población, hay una serie de barreras que dificultan el acceso y que tienen que ver con los centros educativos privados.

Ciertamente, la educación obligatoria es gratuita pero al superar esta etapa, siguen los colegios y los institutos privados que corren por cuenta del estudiante. En estas etapas, las oportunidades de educación en España quedan sujetas a la aprobación de ayudas y de becas.

Aunque aumentar el gasto público para efectos de formación permite ampliar el acceso a material educativo y la movilidad, el presupuesto aún se sitúa por debajo del promedio de la Unión Europea, esto ocasionado por la crisis económica. Evidentemente, el COVID-19 impactará fuertemente en el sistema educativo, pues la reducción de costos será inminente mientras se supera el estado de alarma. 

Inversión ciudadana 

Una de las críticas al sistema educativo de España, tiene que ver con las familias en situación de pobreza, puesto que cada día son más los requisitos y las barreras que tienen los niños para desenvolverse a plenitud, en un entorno sano y motivador. Ante ello, las ayudas son concebidas como una inversión social, que impulsará el desarrollo económico y el bienestar en la colectividad.

Al culminar el bachillerato, en igualdad de condiciones, la formación profesional se enfoca en responder a las necesidades de la Nación, por lo cual se tiene acceso a más de 150 ciclos en diferentes profesiones que están en línea con el entorno laboral, de modo que los contenidos teóricos y prácticos se adecúan a la realidad de la sociedad española. 

Por Ceci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *