El operativo  «heroico y arriesgado» de rescate de perros atrapados en La Palma, tras la erupción volcánica, está siendo investigado por la Guardia Civil de España ante la posible comisión de algún delito, a pesar de la jornada humanitaria.

La peligrosa jornada de rescate  atribuida a un misterioso y desconocido Grupo A, se encargó del rescate de los perros lánguidos y flacos por el hambre, debido a la lava del volcán Cumbre Vieja, en La Palma, razón por la que la  Guardia Civil está tratando de identificar a sus integrantes.

Este equipo, que al parecer logró acceder al lugar atravesando zonas frías detectadas supuestamente con una cámara termográfica, podría enfrentar un delito de desobediencia a la autoridad, lo que ameritaría además de una sanción administrativa.

Sobre este particular, el teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Carlos Lafuente ha dicho, » Se están haciendo diligencias preventivas (es decir, al no haber aun delito imputado, sólo se informa de unos hechos) para notificarlos a la Fiscalía y al Juzgado y que  determinen si puede haber delito de desobediencia una vez identificadas las personas que hayan participado», dijo.

La autoridad también expuso su preocupación que, en adelante, la gente «se empiece a meter en zona de exclusión porque pone en peligro su vida y también la de los rescatadores».

Añadió además Lafuente que, también se debe tomar en cuenta que el peligro no es sólo la lava sino también los gases y desprendimientos que se producen en la zona de riesgo.

Asimismo el el Instituto Armado realizará iguales gestiones de investigación que se hicieron con los cuatro ciudadanos ingleses, quienes se saltaron el perimetraje de seguridad para tomarse algunas «selfies».

 El autodenominado Equipo A, tras finalizada la operación sólo  dejó un cartel e con la frase: «Fuerza La Palma, los perros están bien.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí