top article replica watches more tips here replica watches use this link копии часов this hyperlink replica rolex.

Este miércoles, luego de más de tres años  de prisión en la cárcel madrileña de Estremera,  fue puesto en libertad provisional el comisario jubilado José Manuel Villarejo, inculpado por el Caso Tándem, ante la posibilidad de que no pueda ser juzgado antes del mes de noviembre, al cumplir cuatro años de prisión provisional  máximo establecido por las leyes.

Según ha dicho, Villarejo sale de la cárcel con el objetivo firme de defender su inocencia ante todos los frentes judiciales españoles.
A su salida de la prisión, Villarejo lucía un parche en el ojo izquierdo y se dirigió  a los medios de comunicación, luego de abandonar el recinto penitenciario donde estuvo detenido desde 2017.

Manifestó  el excomisario que, la única razón por la cual ha estado detenido es ” para que no hablara”, acentuando además que ” las cloacas no generan mierda, las limpian”, ha dicho.

No podrá huir

Sobre su caso, el juez Manuel García Castellón acordó la puesta en libertad de Villarejo, tal cual lo había solicitado la Fiscalía Anticorrupción ante la posibilidad de no poder juzgarle antes de noviembre, fecha tope de la detención preventiva.

En sus  primeras palabras a su salida de prisión, Villarejo dio las gracias  a “la inmensa mayoría” de funcionarios de prisiones y guardias civiles de la cárcel de Estremera, sin embargo no lo hizo para con el director  de la prisión a quien consideró ” un cancerbero que ha seguido ordenes políticas”. 

Insistió asimismo Villarejo que lo único que desea es defenderse, ” esa historieta de que iba a huir ellos saben que es mentira, ya dije en el 2016 que no iba a huir”, ratificó.

El magistrado al igual que el fiscal advirtieron que aún existe riesgo de fuga, razón por la cual le impusieron estrictas medidas cautelares como comparecencias diarias  en el juzgado más cercano a su residencia, prohibición de salida de España y confiscado su pasaporte con requerimiento expreso de prohibirle la obtención de uno nuevo, además de la obligación de notificar cualquier cambio de domicilio.

Red de corrupción

Cabe recordar que, la Operación Tándem o Caso Villarejo se denomina a la actuación que inició la Policía y la Fiscalía Anticorrupción, supervisada por el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional contra José Manuel Villarejo, quien fue acusado  por los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

En primera instancia fueron detenidos el propio Villarejo junto a su pareja, Gemma Isabel Alcalá y el comisario Carlos Salamanca.  La Operación Tándem tiene por objeto desmantelar  la organización criminal,  la cual tenía como objetivo principal reintroducir a España y demás países de la Unión Europea los fondos procedentes de actividades ilegales con vinculación a corrupción internacional en los negocios.

En este caso , la Fiscalía determinó que tanto el comisario  Villarejo como Salamanca,  se valían  de las funciones propias  de sus respectivos cargos policiales, sensibles a la seguridad nacional, habrían recibido sustanciosas cantidades de dinero, diversos regalos suntuosos a cambio de prestar servicios de inteligencia  y facilitar además la entrada de ciudadanos ilegales no comunitarios en territorio español. 

 Con esta operación, la Fiscalía Anticorrupción investigaba una de las más grandes redes de corrupción policial, política y empresarial de la democracia española y que tiene como eje principal al comisario en condición de jubilado José Manuel Villarejo junto a otros cuatro implicados.

Los investigadores consideran además que, al estar Villarejo fuera de la prisión pudiera poner en peligro todas las pesquisas que se adelantan. Asimismo tanto la Fiscalía como el juez , han puesto de manifiesto sus recelos debido a  la factibilidad de que el imputado utilice su ” amplia red de contactos”  y pueda huir de España para no responder por los delitos señalados en la causa que se le sigue.

También consideran que, Villarejo pudiera alterar, ocultar o destruir pruebas irrefutables para una causa que sigue in crescendo.

Por Raul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *