Debido que  una turbina requiere mantenimiento, la gigante empresa rusa del gas Gazprom declaró este lunes que va a redurcir el envío diario de este combustible mediante el gasoducto Nord Stream a unos 33 millones de metros cúbicos a partir del día miércoles próximo.

El 27 de julio a las 7H00 (04H00 GMT), Gazprom anunció en Telegram que la capacidad de producción de la estación de compresión de Portovaya disminuiría a 33 millones de metros cúbicos, frente a los 40 millones de metros cúbicos actuales. Esto representa alrededor del 20% de la capacidad del gasoducto.

Por motivo de las sanciones que Occidente impuso a Rusia por su invasión de Ucrania, la nación de Putin ya bajó el suministro en dos vece en el mes junio. En ese momento Rusia alegó que el gasoducto no podía trabajar con total normalidad porque le faltaba una turbina que se hallaba en Canadá spara su reparación y aún no había sido puesta en marcha.

El equipo será transportado a Rusia por Alemania y Canadá, aunque la turbina aún no ha llegado.

Comentario de Alemania

El Ministerio de Economía alemán criticó inmediatamente a Gazprom por haber cortado el suministro de gas ruso a partir del miércoles, afirmando que la empresa no tiene «ningún fundamento técnico» para hacerlo.

El gasoducto Nord Stream atraviesa el Mar Báltico para unir Alemania y Rusia, con una capacidad de 167 millones de metros cúbicos, según Gazprom.

Se trata de una infraestructura crucial para el suministro de gas a Europa, que depende en gran medida de los suministros rusos de recursos energéticos.

Occidente acusa a Moscú de utilizar la energía como arma en represalia a las sanciones impuestas por la invasión.

Por otro lado, el Kremlin afirma que las sanciones son las culpables de los problemas técnicos del oleoducto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí