Los triciclos evolutivos estarán acompañando a los pequeños en diversas etapas de su vida inicial, a través de los cuales también irán ampliando sus destrezas motoras y afianzando además sus capacidades para seguir emprendiendo como niños sanos y fuertes.

Desde los nueve meses, debido a su estructura ósea y muscular ya formada, los bebés pueden comenzar a hacer uso de los triciclos evolutivos, con la salvedad que éste lleve un bastón de manejo por parte de un adulto y que permita empujarlo.

Este tipo de triciclos para bebés son adaptables a los meses que tenga el pequeño, inclusive se establecen las recomendaciones para su uso con una gran cantidad de modelos en triciclodebebe  la tienda donde cubrirás tus expectativas en cuanto a cuál es el más adecuado en tu caso y el de tu bebé hasta los tres o cuatro primeros años.

La ilusión de todo papá o mamá es poder observar a su pequeñito dar sus primeros pasos y con el pasar de los meses, seguir monitoreando su desarrollo y habilidad en este que será su primer gran escalafón en el ascenso por la escalera de la vida.

Es en este preciso momento en que, el triciclo evolutivo triciclodebebe viene a cumplir uno de los principales roles en el desarrollo de los más pequeños  y consentidos de la casa, disfrutando eso si, de la plena autonomía y seguridad que solo ofrecen estos útiles y cómodos triciclos.

Cómo contribuyen al desarrollo del bebé

Si quizás consideras que un triciclo evolutivo no es más que un gasto innecesario, acá te decimos la utilidad que tienen en esos momentos cruciales de sus vidas, entre los nueve meses y cuatro años de edad:

  • Fortalecimiento de músculos de las piernas, tonificando su musculatura inicial, tal y como si acudieran a un gimnasio y en eso es que se convierte el triciclo evolutivo.
  • Estabilidad física y fuerza, incluyendo a niños con problemas de audición.
  • Robustece las articulaciones, el corazón y otros órganos y precisan la coordinación corporal entre brazos y piernas.
  • Les brinda seguridad en sus movimientos e independencia, cuando aprenden a manejarlo sin la ayuda de sus progenitores.
  • Desarrolla además la energía del pequeño y le ayuda a descargar la energía incipiente propia de su edad.
  • Mejora la calidad del sueño.

En todo caso, siempre es necesario que como padres, mantengamos una supervisión a la hora de utilizarlos, como impedir el acceso directo a la calle o cualquier área transitada por vehículos, áreas con escaleras, así como estar al tanto del piso o la calle donde se pondrán a rodar, a fin de evitar caídas fuertes o que representen peligro.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor coloca tu nombre aquí