Mientras a algunas personas e investigadores observan el desarrollo de la erupción del volcán de La Palma en Canarias, unos se muestran fascinados, mientras que a otros no le ha quedado más remedio que abandonar sus residencias, debido a la lava volcánica que avanza poco a poco hacia el mar de manera amenazante.

De acuerdo al Instituto Volcanológico de Canarias, la emisión de dióxido de azufre se encuentra entre las 8 mil y 10 mil quinientas toneladas y se ha producido además la apertura de una nueva boca en el volcán, en tanto que dos lenguas de lava avanzan en dirección hacia la costa de la Isla Bonita en Cumbre Vieja.

Muchos de los residentes de la localidad se han mostrado reacios a ser evacuados de la considerada peligrosa zona, por temor a “perderlo todo”, mientras se ha tornado un poco lento su avance hacia el mar, por lo que los residentes prefieren resistirse a abandonar el sitio.

Sin embargo, la lava del volcán de La Palma ha llegado hasta el barrio Todoque en los llanos de Andane, donde las 1000 personas que lo habitan tuvieron que ser desalojadas debido a la alta peligrosidad presentada, al igual que la emergencia presentada en Tacande, en El Paso, cuando hizo su aparición  una nueva boca eruptiva el pasado lunes.

Establecimientos bajo el Magma

A la fecha, unas 6000 personas quienes  antes de partir  elevaron sus plegarias por sus casas, animales y cultivos ya han sido evacuadas, pero también alrededor de 300 establecimientos han resultados sepultados por el Magma que despiden ambas bocas del volcán, brindando una aterradora imagen que ha hecho que los ojos del mundo se centren en Canarias y Cumbre Vieja.

Unos 472 efectivos, entre Policía Nacional, Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME), Protección Civil, Policía Local, funcionarios de los ayuntamientos afectados y la Cruz Roja, mantienen el control de la situación, donde además se han presentado cuatro pequeños terremotos de los que, al menos, dos han sido sentidos por la población, de acuerdo a la información que ha ofrecido el Instituto Geográfico Nacional (IGN). 

 

Por Raul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *