El presidente de EEUU, Joe Biden dijo el jueves que el riesgo de un «Armagedón» nuclear está en el nivel más alto desde la crisis de los misiles de Cuba de 1962, mientras los funcionarios rusos hablan de la posibilidad de utilizar armas nucleares tácticas después de sufrir enormes reveses en la invasión de Ucrania de ocho meses.

¿Qué dijo Joe Biden?

En su intervención en un acto de recaudación de fondos para el Comité de Campaña Senatorial Demócrata, Biden dijo que el presidente ruso Vladimir Putin era «un tipo que conozco bastante bien» y que el líder ruso «no bromeaba cuando hablaba del uso de armas nucleares tácticas o de armas biológicas o químicas».

Biden añadió: «No nos hemos enfrentado a la perspectiva del Armagedón desde Kennedy y la crisis de los misiles en Cuba«. Sugirió que la amenaza de Putin es real «porque su ejército está -podría decirse- significativamente bajo de rendimiento».

Funcionarios estadounidenses llevan meses advirtiendo de la posibilidad de que Rusia pueda utilizar armas de destrucción masiva en Ucrania, ya que se ha enfrentado a una serie de reveses estratégicos en el campo de batalla.

Las declaraciones de Biden marcaron las advertencias más duras hasta ahora emitidas por el gobierno estadounidense sobre lo que está en juego en el ámbito nuclear. No estaba claro si Biden se refería a una nueva evaluación de las intenciones rusas.

Sin embargo, hasta esta semana, los funcionarios estadounidenses han dicho que no han visto ningún cambio en las fuerzas nucleares rusas que requiera un cambio en la postura de alerta de las fuerzas nucleares estadounidenses.

«No hemos visto ninguna razón para ajustar nuestra propia postura nuclear estratégica, ni tenemos indicios de que Rusia se esté preparando para utilizar inminentemente armas nucleares», dijo la secretaria de presa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo el martes.

El enfrentamiento de 13 días en 1962 que siguió al descubrimiento por parte de EE.UU. del despliegue secreto de armas nucleares por parte de la Unión Soviética en Cuba es considerado por los expertos como lo más cerca que ha estado el mundo de la aniquilación nuclear.

La crisis durante la administración del Presidente John F. Kennedy provocó un renovado interés por el control de las armas a ambos lados de la Cortina de Hierro.

¿Y Putin?

Putin ha aludido en repetidas ocasiones al uso del vasto arsenal nuclear de su país, incluso el mes pasado cuando anunció sus planes de reclutar hombres rusos para servir en Ucrania.

«Quiero recordarles que nuestro país también dispone de varios medios de destrucción… y cuando la integridad territorial de nuestro país se vea amenazada, para proteger a Rusia y a nuestro pueblo, sin duda utilizaremos todos los medios a nuestro alcance», dijo Putin el 21 de septiembre, y añadió con una mirada fija a la cámara: «No es un farol».

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo la semana pasada que Estados Unidos ha sido «claro» con Rusia sobre cuáles serían las «consecuencias» de utilizar un arma nuclear en Ucrania.

En esta foto tomada de una grabación sin fecha distribuida por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa ruso, un misil balístico intercontinental se eleva desde un lanzador montado en un camión en algún lugar de Rusia. El ejército ruso dijo que el arma hipersónica Avangard entró en combate el viernes. (Servicio de prensa del Ministerio de Defensa ruso vía AP)

«Esto es algo a lo que estamos atentos, que nos tomamos muy en serio y sobre lo que nos comunicamos directamente con Rusia, incluyendo el tipo de respuestas decisivas que tendría Estados Unidos si siguieran ese oscuro camino», dijo Sullivan.

Ucrania responde

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, dijo anteriormente el jueves que Putin entendía que el «mundo nunca perdonará» un ataque nuclear ruso. «Él entiende que tras el uso de armas nucleares ya no podría preservar, por así decirlo, su vida, y estoy seguro de ello», dijo Zelenskyy.

Los comentarios de Biden se produjeron durante un acto privado de recaudación de fondos para los candidatos demócratas al Senado en la casa de James y Kathryn Murdoch en Manhattan.

Suele mostrarse más despreocupado -a menudo habla sólo con notas aproximadas- en este tipo de eventos, a los que sólo puede acceder un puñado de periodistas sin cámaras ni dispositivos de grabación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor coloca tu nombre aquí