España vive una de las peores olas de calor de las últimas décadas con temperaturas que sobrepasan los 40 grados centígrados en algunas ciudades, cuya sensación térmica puede ser peor aún.

Ante esta situación conviene seguir algunos consejos para cuidar la salud.

¿Cuáles son las consecuencias del exceso de calor?

  • Calambres causados por el agotamiento y pérdida de sales minerales en el organismo
  • Malestar general, dolor de cabeza, náuseas, los vómitos y la sed intensa.
  • Deshidratación que provoca cansancio extremo y sensación de postración.
  • El golpe de calor se caracteriza por náuseas, vómitos, dolor de cabeza, piel acalorada y enrojecida, aumento de la temperatura corporal por encima de los 40°C, inestabilidad al caminar, desorientación y hasta puede provocar convulsiones y coma.

¿Cómo se puede estar a salvo del calor?

La estrategia más sencilla para evitar el calor es aplicar el sentido común y los métodos habituales que se ha empleado para defenderse de los rigores del verano:

  • Evite salir de casa en las horas centrales del día (entre las 12 y las 18 horas).
  • Beba más líquidos en lugar de esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.
  • Coma verduras y frutas frescas en lugar de comidas pesadas.
  • Coma con menos frecuencia y más a lo largo del día. Es decir, hacer comidas cortas en lugar de comidas pesadas o copiosas.
  • No consuma alimentos calientes ni bebidas alcohólicas.
  • Disfrute de la clásica dieta veraniega de alimentos fríos, ensaladas y frutas.
  • Evite las actividades que exijan un gran esfuerzo físico durante las horas más calurosas del día.
  • Si es posible, beba mucha agua o bebidas con sales minerales antes y durante el ejercicio.
  • Detenga el ejercicio y camine hasta un lugar con sombra si se siente cansado o mareado.
  • Haga descansos frecuentes a la sombra.
  • Programe el tiempo de juego por la mañana o por la noche, sobre todo cuando baje la temperatura
  • Asegúrese de que sus hijos jueguen a la sombra
  • Lleve ropa ligera, holgada y de colores claros de fibra natural, un sombrero o gorra, gafas de sol y protección solar.
  • Evite llevar prendas sintéticas.
  • Aplique un protector solar con un factor de protección solar de al menos 50.
  • Permanezca en lugares bien ventilados o con aire acondicionado.
  • Utilice las habitaciones más frescas de la casa.
  • Baje las persianas y cierre las ventanas durante el día.  Ábralas por la noche para ventilar.
  • Guarde los alimentos en el frigorífico y vigila las precauciones higiénicas en todo momento.
  • Cuando esté aparcado, no deje a los jóvenes o a los ancianos dentro del coche con las ventanas cerradas.
  • Ayude a quienes puedan ser más vulnerables a los efectos del calor como niños pequeños o ancianos

¿Qué se debe hacer con una persona que sufre un golpe de calor?

  • Llame al 112
  • Coloque al paciente en un lugar con sombra y lo más fresco posible.
  • Quítele la ropa para que pueda respirar.
  • Si la persona está consciente, levántele ligeramente la cabeza y proporciónele abundante agua.
  • Refrésquelo con agua fría o hielo, centrándose en la cara y las axilas.
  • No le sumerja en el agua para enfriarle.
  • Colóquelo de lado con las piernas dobladas si está inconsciente.
  • Nunca ofrezcas bebidas a alguien que esté inconsciente.

Cuidar a los ancianos

Si está a cargo de personas mayores, debe vigilar su estado físico, animándoles a beber líquidos aunque no tengan sed y estando atentos a los indicadores de deshidratación (sequedad de boca, disminución de la micción, somnolencia, confusión).

Hay que prestar especial atención a los familiares mayores que viven solos y comunicarse con ellos a diario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí