El aceite de oliva virgen es el más saludable para el organismo. Sin embargo, debido a la escasez del producto en los cultivos agrícolas y en su recolección, su precio se ha incrementado en un 40% en el último año, llegando a costar más de 5 euros por litro.

Debido a esto, vamos a examinar las mejores alternativas de aceite de oliva en la actualidad.  Un aceite debe tener una cantidad importante de grasas monoinsaturadas y una buena proporción de grasas vegetales beneficiosas para ser considerado nutritivo.

Estos son los mejores aceites que pueden sustituir al aceite de oliva

Aceite de girasol con alto contenido en ácido oleico

Tiene ácidos grasos monoinsaturados, el 84% de ellos en el total de su composición. Se elabora a partir de semillas de girasol que han sido modificadas genéticamente para mejorar las cualidades de su aceite, que contendrá más ácidos grasos omega-9.

El ácido graso linoleico, un ácido graso poliinsaturado que se degrada rápidamente, es abundante en el aceite de girasol y es un ácido graso monoinsaturado con resistencia a la oxidación y estabilidad al calor.

Para ajustar la composición de la grasa de las semillas de girasol utilizadas para hacer aceite alto en oleico y aumentar el contenido de ácido oleico, las semillas fueron alteradas genéticamente. El resultado fue un aceite mejor para el organismo que el aceite de girasol convencional.

Aceite de girasol filtrado

Este tipo de aceite, que se obtiene de las semillas de girasol mediante un método de extracción mecánica con uso de disolventes y mediante un procedimiento de descerado para reducir las ceras que son las impurezas de este aceite, es menos saludable que la variedad anterior.

Tiene muy poco contenido en ácidos grasos saturados -menos del 10%- y altos niveles de ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, que pueden oscilar entre el 10 y el 40%.

El aceite de girasol tiene la segunda mayor concentración de ácido omega-3, que tiene cualidades antiinflamatorias y reductoras del colesterol, por detrás del aceite de cártamo.

Después del germen de trigo, el aceite de girasol refinado tiene el segundo mayor contenido de vitamina E.

Aceite de canola de alto contenido oleico

Procede de la misma planta que el aceite de colza y tiene un 75% de grasas saturadas (Brassica Napus).

La colza fue alterada genéticamente para generar glucosinolatos y ácido erúcico menos dañinos para convertirse en aceite de canola, pero sigue siendo más perjudicial para la salud que otros aceites.

Contiene mucho ácido oleico (entre el 50 y el 60% del total), omega 3 y 6, y ácido linoleico.

Se utiliza para hacer aderezos, como sustitutos de la margarina o mantequilla y  se puede utilizar para freír.

Aceite de canola

Las ventajas del aceite de canola provienen de su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y su bajo nivel de ácidos grasos saturados. Protege el corazón y las arterias.

Detiene la oxidación del colesterol, que genera demasiados radicales libres dañinos, oxida prematuramente las células y puede causar trastornos importantes.

Además, ayuda al hígado reduciendo el riesgo de formación de cálculos biliares y liberándolo de la necesidad de digerir las grasas saturadas.

Aceite de salvado de trigo

El aceite elaborado a partir del germen del cereal de trigo es conocido por su distintivo tono anaranjado y su aroma.

Es el alimento que más vitamina E contiene, un potente antioxidante y protector del corazón que además tiene cualidades que protegen las membranas digestivas. Esto lo hace extremadamente beneficioso, especialmente en situaciones de gastritis o úlcera.

Mejora la fertilidad y la salud de la piel. Es un tratamiento eficaz contra el estreñimiento.

El aceite conocido como aceite de germen de trigo se puede adquirir en los herbolarios  y tiendas especializadas.

Aceite de avellana

Las avellanas son un fruto seco muy rico en grasas insaturadas (78% de las cuales son ácidos grasos). También tienen un alto contenido en importantes ácidos grasos, especialmente en ácido graso omega 9, que constituye el 8% de la composición de la avellana.

Son ricas en ácido fólico, necesario durante el embarazo porque previene las anomalías fetales y cuya escasez provoca problemas gastrointestinales o el debilitamiento del cabello.

Contienen muchos antioxidantes útiles, lo que las convierte en un alimento excelente para reducir el colesterol y mantener la salud del sistema cardiovascular, incluyendo el corazón y las arterias.

Pose alto contenido de magnesio, un mineral que favorece la salud de los huesos y alivia los músculos, y se recomienda a las personas con osteoporosis, estrés, fibromialgia y deportistagra

Grasa de aguacate

Esta fruta tiene un perfecto equilibrio ácido-alcalino y está cargada de nutrientes, como hierro, cobre, fósforo, potasio, provitamina A, ácido fólico, vitaminas del grupo B, antioxidantes K y E, y ácidos grasos monoinsaturados que son extremadamente beneficiosos para la salud humana.

Una vez retirada la cáscara, el aceite de aguacate se extrae por prensado en frío. Se puede utilizar tanto para cocinar alimentos como para aliñar ensaladas.

Tiene características afrodisíacas, se recomienda para los enfermos del corazón, las varices y ayuda a reducir el colesterol. Es extremadamente hidratante, suavizante y emoliente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí