Diferentes escenas con multitudes encendieron las alarmas frente a la segunda ola de contagios por COVID-19

Este fin de semana las principales ciudades españolas registraron gran afluencia de personas haciendo sus compras navideñas, lo que generó preocupación por parte de las autoridades. El gobierno instó a la responsabilidad y al sentido común.

Las calles de Madrid, Málaga y otras regiones como Barcelona y Valencia estuvieron repletas de personas compartiendo y tomándose fotografías, previo al encendido de Navidad, muchas sin tener en cuenta las medidas de seguridad para evitar el contagio de la COVID-19.

España ha estado en estado de emergencia desde finales de octubre y está sujeta a un toque de queda nocturno. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido a la gente que reduzca drásticamente su vida social y limite sus movimientos por el bien común. La combinación del Viernes Negro, las compras de temporada y el encendido de las luces de Navidad parece haber llevado a un gran número de personas a las calles durante el fin de semana.

Miles de personas permanecieron en el centro de Madrid durante el encendido de la Navidad, en medio de las ofertas por el Black Friday.
Con las calles atestadas de gente, las autoridades señalaron que las aglomeraciones están entre los resultados previstos.
El centro de Madrid se observó con aglomeraciones, sin ningún temor ante la pandemia.
Los usuarios en redes sociales manifestaron su indignación por la gran afluencia en la Puerta
del Sol, la calle Preciados y Callao.
Haciendo caso omiso a las restricciones, grandes grupos se dieron cita en la Plazuela
de San Miguel.
El coronavirus pone en peligro las celebraciones navideñas en algunas provincias de España.
La calle Preciados de Madrid lucía abarrotada de personas sin ningún tipo de distanciamiento social.
El encendido de luces navideñas pasó a ser la principal atracción en España en tiempos de COVID-19.
Sanidad hizo un llamado para evitar las aglomeraciones en Catalunya.
Las restricciones en Navidad no afectaron el tránsito ante el encendido de las luces.
En regiones como Valencia y Zaragoza, las personas aprovecharon el Black Friday para hacer sus compras de Navidad.
La pandemia no fue un impedimento para que los transeúntes realizaran sus compras en Barcelona.
La Policía Municipal se mantendrá desplegada, activando más de cien agentes, aparte de drones para monitorear la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor coloca tu nombre aquí